Empresas

Las empresas se han convertido en una fuente de sarmonia física, mental y emocional. Existen elementos que alteran la energía como la iluminación, computadoras, aire acondicionados, mteriales, colores, mobiliario, ubicación de desagües cloacales, control de la circulación de la energía por ventanas y puertas, que desemboca en una desarmonia ambiental. Estas desarmonías genera desequilibrios en la vida de los empleados y del lugar, tal como enfermedades, dificultad en las relaciones amorosas, falta de concretación en lo laboral, etc.