Viviendas

Pasamos, todos los días, muchas horas duermiendo, comiendo o tirados en el sillón y generalmente en orientaciones desfavorables, lo que provoca desequilibrios en diferentes áreas de la vida, ya que la energía no fluye correctamente. También es importante, la orientación de las hornallas en la cocina, los baños que estén bien ubicados, observar las fallas geológicas que nos traen desequilibrios en la salud, los colores, los objetos, las fotos. Muchas veces los objetos vibran desfavorablemente para nosotros y no nos damos cuenta, desde el feng shui, regulamos esas energías y hacemos un diagnóstico que nos permite determinar, por ejemplo, porque una persona no duerme bien, no prospera o no consigue pareja. Para solucionar ésto, aplicamos curas en los lugares que se necesitan y potenciamos las aspiraciones de las personas que allí habitan, logrando ésto lograremos un estado de armonía y paz interior.